sábado, 30 de marzo de 2013

Capítulo 5

Capítulo 5:

Me desperté a las ocho de la mañana, cogí la ropa que me pondría (un vestido verde con flores de colores, y unos tacones de color dorado oscuro. Cuando me metí en la ducha intenté darme prisa, ya que suelo pensar mucho en la duche, y no me conviene pensar mucho, teniendo en cuenta que o una de mis mejores amigas, su hermana, una de las niñas mas monas y inocentes de Panem, mi hermano o yo iremos a un sitio en el que tendremos que matar a 23 personas para volver a casa, y posiblemente conozcamos a nadie. Cuando intento decidir quien me dolería menos que saliera en la cosecha, la primera persona el la que pienso es Lis, porque no solemos hablar, es muy tímida.

Cuando salgo de la ducha, me visto, y cuando empiezo a secarme el pelo, mi hermano se despierta y viene a darme un abrazo, yo se lo devuelvo y le digo que se duche, que ahora le traigo la ropa. Voy a por su ropa mientras se desnuda y se mete en la ducha. Cuando entro en su habitación cojo su ropa interior, una camisa de color blanco, unos pantalones negros y unos zapatos negros. No quiero que llame la atención. Cuando le llevo la ropa ya ha salido de la ducha y se está terminando de peinar, con el pelo seco y todo

-Que rápido

-¿Rápido? Si has tardado media hora- supongo que me habré distraído mirando cosas de su habitación. Cuando le doy la ropa el se va a su cuarto a cambiarse mientras me termino de secar el pelo y me recojo la parte del pelo que me tapa la cara en una trencita que se engancha en la parte de atrás de la cabeza, de manera que en las trenzas solo hay pelo rubio, así que debajo de las trenzas hay pelo negro. Después de peinarme bajo a la cocina y hago unos bollos de chocolate que me enseñó a hacer mi padre cuando era mas pequeña, y batido de chocolate. Cuando me giro para dejar la jarra de batido me encuentro con la mesa puesta y mi hermano sentado en una silla y sonriéndome.

-¿No crees que vamos a destacar demasiado?-me dice riéndose

-¿Por qué?-le digo

-No se, yo voy completamente de blanco y negro y tu completamente de colorines-dice, entonces me sonrojo, y le digo que vaya a cambiarse si quiere, y sube corriendo. Cuando baja, va con una camisa a cuadros roja y azul, unos pantalones vaqueros azules y unas zapatillas rojas. Le felicito por su magnífica elección, y nos sentamos a desayunar, le digo que coma todo lo que pueda, porque si sale se le cerrará el estómago, y es posible que no se le abra hasta que esté en los juegos, y tengo entendido que en el terreno de los juegos tienes mas hambre que nunca. Al final se come diez bollos y dos vasos de batido, y yo siete bollos y un vaso y medio de batido. Miro el reloj, son las doce y cuarto así que nos vamos, porque la cosecha empieza a la una. Cuando cierro la puerta le doy la mano a mi hermano y me dirijo a la casa de Elena, que sale con su hermana y su madre nada mas pasar dos segundos de tocar a la puerta. Elena lleva un vestido de color azul marino y el pelo como yo, su hermana uno de seda, de color blanco, que le llega por las rodillas, y su madre uno dorado por los tobillos. Pero su vestido es lo que menos me impacta, porque lo que de verdad sobresale son sus intentos de esconder unas ojeras increíbles.
-Vanessa vamos, no vamos a llegar- me dice Elena, sacándome de mi ensoñación. Yo le hago y nos dirigimos a la Plaza. Esta llena de agentes de la paz, son exactamente como me los han descrito mis padres. Me pongo en una cola en la que me una agente de la paz me pincha el dedo y con la sangre que sale, dejo una huella en un papel. Después me deja pasar a la plaza, que esta dividida en tres sectores, el primer sector es para los chicos, el segundo para los hijos de los vencedores y el tercero para las chicas. Me paro esperando a Elena, Lis y mi hermano, ya que la madre de Elena se ha quedado detrás de esa cola, en la cual se ponen todos los padres y familiares. Mientras espero se me pone una persona con un micrófono y con el pelo rosa en frente, antes de que alguna diga algo aparece otra persona con una cámara y la persona del pelo rosa me dice nerviosa

-Hola, ¿Puedes enviar un saludo a El Capitolio?-al principio pienso en ponerle la cara mas horrible que pueda, pero entonces caigo en que puede que salga elegida, y necesitaré patrocinadores así que pongo una sonrisa natural

-Claro, ¿Mirando a la cámara?-digo con dulzura, ella se desmaya pero el cámara me dice que no le haga caso, que salude a la cámara, parece que el está cerca de desmayarse también-hola- digo sonriendo y agitando la mano, iba a seguir hablando pero mi hermano viene y me abraza la pierna, le propongo acompañarle a la su sitio, el acepta, así que me despido de la cámara, le cojo de la mano y nos dirigimos a su sitio
-¿Qué te pasa?-le digo cuando nos hemos alejado lo suficiente de la cámara

-Me han pinchado-dice cuando llegamos al sitio donde se tiene que quedar. Le digo que pare, me agacho, le limpio las lágrimas, le sonrío, él me sonríe y le abrazo

-Te quiero mucho- le digo-

-Yo a ti también-me dice, entonces me separo de él y le digo

-Mira te tienes que quedar aquí quieto un momento, aparecerá Effie, dirá un montón de cosas, y dirá dos nombres, si uno de ellos es el tuyo tienes que subir al escenario, te llevarán a un edificio y luego iré yo

-¿Y si es el tuyo?

-Vas con Elena después de que me lleven al edificio- después le sonrío, le doy un beso en la frente y me dirijo donde está Elena, un poco mas atrás. Cuando llego me pongo a su lado y le doy la mano. Ella sonríe y aparece en el escenario Effie Trinket( con el pelo rojo, esta vez), se pone delante del micrófono, le da un golpe y dice

-Bienvenidos, bienvenidos, bienvenidos-empezando con una voz aguda en la primera y acabando con una normal en la tercera. Cuando dice eso miro a mi izquierda y a mi derecha, a mi izquierda hay un montón de niños, y a mi derecha, un montón de niñas- Felices juegos del hambre, y, que la suerte esté siempre de vuestra parte-dice, yo la miro directamente a los ojos, y ella me devuelve la mirada, triste. Siempre me he llevado bien con ella.- Bien, antes de comenzar os voy a enseñar unas imágenes enviadas desde el Capitolio- dice, en el vídeo sale lo que sale en todas las Cosechas, pero también una nueva parte que habla de lo ocurrido en los últimos juegos, blablabla, lo ofendidos que se sintieron después de que ellos nos salvaran y que les hiciéramos esto, blablabla, y la genial idea de Bondi, que se convirtió en presidente después de confirmar que se podrían hacer unos últimos juegos del hambre, blablabla, y de cómo reconstruyeron el Capitolio, capturando a la presidenta, y después secuestrando a los vencedores y encerrándolos, entonces se acaba el vídeo, y ella dice- Bien ha llegado la hora de empezar- se dirige a la urna de los hijos de los vencedores, hay cuatro papeletas, cuatro nombres, cuatro niños, cuatro personas que se quieren.


Mete la mano en la urna, remueve las papeletas, y dice

-Bueno, la elegida es- antes de que diga el nombre estoy feliz, porque ha dicho la elegida y no el elegido, y es cuando quiero que se pare el mundo, porque no quiero oír el nombre, sea el que sea, porque se que se me quitará la sonrisa y tendré que estar luchando por no llorar.

3 comentarios:

  1. He empezado a leer el primer capitulo y esta muy bien :)
    Me encanta tu blog, si quieres pasate por el mio
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola ,ndre estuvo perfecto ,como ya te dije la historia engancha,quiero más !!! jejeje,¿por qué no pones esa cosa de seguidores ya te dije que seria la primera XD , jejejej ,te invito al reto que me propuse,llegar a los 40 seguidores XD ,espero que te unas .

    besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciaass :)
      Ya he puesto lo d los seguidores.

      Eliminar