lunes, 19 de agosto de 2013

Capítulo 18

Holaa. Antes de nada queria pediros perdon porque llevo mucho tiempo sin subir capítulo, pero entre las vacaciones y unos problemas personales no he podido. Este capítulo es corto, porque es una "introduccion" para un capítulo que subiré mañana, prometido. Quería aprovechar tambien para darle mil gracias a la autora de un blog increible,  http://losjuegosdelhambre77.blogspot.com.es, Anabel.
Espero que os guste
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
  Capítulo 18:
Entonces me doy cuenta de que me están viendo, y de que hay gente que lo está pasando mal al verme, y que si malgasto el tiempo llorando no conseguiré nada. Lo primero que hago es recordar el momento: recuerdo a la chica disparando, y unos segundos después, noté un fuerte dolor en el muslo, pero fingí, porque si se daban cuenta de que me habían dado, habría perdido la batalla. Recuerdo que cada vez que movía la pierna notaba un dolor intenso, notaba mi pierna arder, y cada vez que daba un paso luchaba por no desplomarme en el suelo a llorar…
“Piiip”
Una especie de pitido detiene mis pensamientos, miro arriba y veo dos paracaídas. Oh dios mío, es la medicina para la pierna. Pero… ¿por qué dos?
Cuando los paracaídas llegan a mi altura los cojo, pero no los abro, los guardo. Cojo un cuchillo y corto mi mono por la parte de la herida, dejando mi pierna completamente al descubierto. En la mitad del muslo veo una herida circular, será el hueco que ha dejado la bala, y muchísima sangre alrededor. Suspiro. Tengo que darme prisa. Así que saco la camiseta que tengo en la mochila y corto un pedazo. Como no tengo agua, solo intento limpiar la sangre que no se ha secado, sin acercarme a la herida, pero no se puede limpiar toda, porque sigue saliendo más. Así que saco los paracaídas y abro uno, es medicina, para curar. Cierro ese, lo guardo y abro el otro, y es cuando me doy cuenta de que tenía razón, porque hay un cuchillo que parece estar desinfectado, unas pinzas, una aguja y hilo. De repente abro mucho los ojos y me quedo en estado de shock, porque es lo único que hay, no hay nada mas, y me doy cuenta de que esto les dará un buen espectáculo, porque no hay nada contra el dolor. Tendré que abrirme la pierna, sacar la bala, y coserme la herida sin gritar, porque podrían encontrarme..
Me tomo unos segundos para respirar, cojo el cuchillo sin pensármelo, y hago un corte un poco profundo por encima de la herida apretando los dientes. Cuando termino la mano me empieza a temblar, ha dolido mas de lo que creía.
Cojo las pinzas y saco la bala con cuidado. No ha dolido tanto como lo de antes, así que me siento un poco mejor y cojo la aguja y el hilo. Pongo el hilo, lo pongo en la aguja y empiezo a coser poco a poco el corto, sintiendo pinchazos cada vez que paso la aguja. Cuando llevo un rato tengo que parar, por el dolor, me cae una lágrima sin poder evitarlo, pero continuo cosiendo para no seguir llorando. Cuando termino me pongo la medicina y suspiro, me duele mucho la pierna, pero podría haber sido mucho peor. Y, si antes tenía pocas posibilidades para ganar, ahora aun menos…
Entonces, algo interrumpe mis pensamientos, es una voz, su voz.


4 comentarios:

  1. Hola^^
    Me paso para decirte que tienes un premio en mi blog. ¡Pásate!
    Un beso, Annie<3

    www.azucarillosydientesdeleon.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Te he nominado a un Liebster Award, un premio a tu motivación, y creatividad. Continúa así. C;
    http://bouofbrodreamshistories.blogspot.com/2013/09/liebster-award.html#more

    Pásate por mi blog. ¡Dos besos!

    ResponderEliminar
  3. Ay, ay, ay... A mi todo lo que incluya aparatos medicos, abrirse la piel, sangre y un largo etc... (Soy una hipocrita de mierda lo se xD) me ponen mala, malita...
    ¡Pero el capitulo me encanta! Nunca había visto usar pistolas en la Arena, es un cambio agradable y original
    Muxus Andrea!
    P.D: Siento que haya pasado tanto tiempo sin pasarme por aqui, excuse-moi!

    ResponderEliminar